Imagen

El año pasado, Cristina decidió pintar la casa principal de Olivos de color terracota, un tono similar al que tiene su “lugar en el mundo” en El Calafate. Es la primera vez que la residencia cambia del blanco a un color tan fuerte y quienes la frecuentan aseguran que se inspiró en su casa del Sur. Esto es una barbaridad ya que la estructura neoclasica de la casa demanda el blanco. Quien la asesora para estas cosas, Javier Grossman? J A T