Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

El hecho que Carlos Regazzoni siga ocupando ese espacio en el terreno ferroviario es sorprendente. Si a esto le sumamos que hace usufructo del mismo en un restaurant, la situación roza lo alarmante. Si a esto le agregamos el hecho de que el muy imbécil Gobierno de la Ciudad ha instalado sus cacharros en la Recoleta transforma todo este ejercicio en una suerte de viva la pepa que LANP tiene que analizar detenidamente y a esto va a dedicar la próxima PASTELA.

Para peor, desde su asociación con el Galerista Daniel Maman, Carlos Regazzoni comenzó una expansión de su proyecto basurero en otras zonas de Buenos Aires. Una lectora acaba de enviar el siguiente email:

‘Están planeando una serie de esculturas de material reciclado en el Boulevard Cerviño. Lo financia la comuna de Palermo. Te adjunto 2 fotos de lo que está haciendo Regazzoni (las dos últimas). Como sabrás las rejas que les ponen son para que la gente no se saque un ojo, se muera de tétanos o quede en coma cuando se le caiga una parte en la cabeza. La persona que organiza no lo sabía y se lo hice notar además de avisarle que deben sujetarlas bien al piso para que no se les venga encima a la gente (creo que por esto lo están postergando desde hace varios meses). Otra pieza muy linda de otro artista está una hecha de ojotas usadas, te adjunto también las imágenes (2 primeras) Esto es tan de cuarta que no sé sin se van a animar a ponerlo… Si te parece compartí las fotos pero te pido que no mis comentarios. Yo ya no trabajo con esta persona (por esto y muchas berretadas más), pero un familiar mío sí. Un saludo y a no bajar los brazos que lo que hacés es fantástico. Nos ha cambiado la vida a muchos y creo que está empezando a cambiar el panorama en nuestro país’.